¡Querrás verlo todo gris!

Es el color de moda en el diseño de interiores: no solo en las paredes sino también en muebles y otros accesorios. Combina bien con todos los colores y los hace destaca.

Nos hemos propuesto demostrarte que el gris no es un color aburrido y esperamos conseguirlo con las propuestas que te presentamos. Este invierno se ha convertido en un must de nuestra decoración y descubrirás que lejos de transmitir sensación de frialdad a tu hogar, se trata de un color que aporta luz, amplitud y estilo a cualquier estancia de tu hogar. Da la bienvenida al gris «Serenity» en tu hogar.

¡TODO AL GRIS!

El papel pintado está de moda y si además es en tonos grises y con un diseño. Si tu dormitorio no es muy grande, podrás conseguir amplitud pintando tus paredes con gruesas bandas horizontales. El tono gris aportará claridad a la habitación. Prueba a combinar varias tonalidades de gris para conseguir espacios llenos de personalidad.

CONTRASTES

Si vives de alquiler y no tienes mucho presupuesto para dar un «lavado de cara» a tu cocina, prueba a pintar paredes y muebles en varios colores que combinen.